viernes, 9 de abril de 2010

Una puerta hacia el infierno.

El paseante de La Acequia se ha quedado encerrado en el laberinto del metropolitano: busca la puerta de su infierno para entablar conversación amena con los demonios.

24 comentarios:

María dijo...

Yo también hoy he cogido el tren, pero no me he quedado encerrada en el laberinto, en cambio, otras veces, no cojo el tren y sigo en el laberinto.

Un beso.

elisa...lichazul dijo...

pedro

acá hay una estación que es tan laberíntica, que uno si no la conoce bien ,seguro se queda medio día buscando la salida:=)

bonita foto!!

felíz fin de semana

pd...a veces pienso que los que diseñan las estaciones nos miran como hamsters bípedos jajaja

Silvia_D dijo...

Conversación amena... bien! y de paso, tomaros unas cañitas :P

Besos, besos!!

BIPOLAR dijo...

escenario macabro

Myr dijo...

He aquí el quid de la cuestión: El paseante la busca en el lugar equivocado... Esa puerta se halla en su interior y no en el metro.

Cuspedepita dijo...

De acuerdo con Myr, el laberinto está en el interior y a los demonios no hace falta buscarles en la puerta, los llevamos dentro.
Quizá...abrirles la puerta para que se vayan ;-)

Besos, estuve un poco pachuchilla, espero estar un poco más activa en adelante.

Isabel Huete dijo...

¡Espero que los demonios no seamos nosotros! :)
Es curioso: parece una maqueta.
Besazos.

Edgardo dijo...

Es tan fácil perderse allá abajo, o acá arriba, o acá adentro (y me señalo el pecho), es tan fácil dar con los demonios, antes que con las puertas que abren siempre hacia adentro y nunca se cierran realmente.

¿Estamos perdidos? Si, en todo lugar vamos y venimos, viajar en metro es una experiencia única, allá abajo estamos más calentitos, más cerca del infierno, quizás por eso no haya luz, y las pasiones se aceleren.

Espero el paseante de La Acequia haya encontrado lo que buscaba y la conversación fura lo más “amena” posible.

Un abrazo.

HologramaBlanco

MariluzGH dijo...

Muchas veces he quedado encerrada dentro de mi, buscando esos diablos que tienen las llaves que me liberan. Alguna vez lo he conseguido...
dos abrazos y buen fin de semana, amigo

Anónimo dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

¡Qué demonios!. ¡¡Ni hablar!!.
- Si es un paseante de la acequia no se puede consentir que se pierda en el laberinto.Encontrará la puerta de su cielo interior, y los ángeles se quedarán para habitarlo. ¡Faltaría más!.
- La fotografía no me gusta nada. Coincido con Isabel Huete en que parece una maqueta. Y además su visión produce vértigo.
- Le pongo un enlace del "Labyrinth" de Sting,

http://www.youtube.com/watch?v=dbKFlYIIStw

sobre poemas de John Dowland (1563-1626), poeta-músico cuyas obras tanto gustan a Manuel Casadiego.

Saludos. Gelu

P.D.: Ah, y seguir el consejo de Cuspedepita: abrirles la puerta y que se vayan.

Merche Pallarés dijo...

Leo que sigues dando vueltas dentro del Metro... ¿Saldrás algun dia? Estoy con los comentarios de MYR, CUSPEDEPITA y GELU. Besotes laberínticos, M.

Gabiprog dijo...

Tal vez no sea cuestión de una puerta, sino de subirse en el convoy con la direccion adecuada...

Un abrazo.

Antonio Aguilera dijo...

Habria mucho de que hablar con el que habita en el infrasuelo.
Me gustaria compartir una interesante tertulia con alguien que supiera del mas alla, y del mas aca, de nuestra prenacencia: realmente interesante.

fernando dijo...

y no sería mejor buscar otra puerta que la del infierno ....

un abrazo.

virgi dijo...

Pues esas conversaciones siempre tienen buenos resultados. Yo me encerraría a propósito algunas veces.

Te echo una mano, por si quieres salir.

Alicia dijo...

Hay mil puertas, el error es creer que existe una sola.
Encontrarlas sin cansarse en el intento es de los laboriosos.
Abrazos.
Alicia

Juan Navarro dijo...

¿Cómo el minotauro en el dédalo? Pero la salida siempre está a la izquierda.

María del Carmen dijo...

El encierro de laberintos a veces suceden para detener al ser y su circunstancia y ver otra óptica , quizá enraizado en el árbol no se aprecia el bosque.

o quizá no se percibe lo invisible que es la esencia ropia...

o quizá de quizá...

Podria estar así por infinitud de tiempo , pero prefiero dialogarlo contigo, te invito con Mate argentino a mis blogs a tal encuentro...

Las puerta esta abierta para Tí, ni siquiera tienes que llamar.

En otro orden también hable de diferente óptica de demonios... en

www.walkohorizon.blogsapot.com


Dejo mi huella con el deseo de un muy buen fin de semana pleno de felicidad, y descanso para la esencia del ser, que en cada quién habita.
E invito a pasar por mis blogs , además de ver los posts, he realizado un homenaje a mi Abuela porque hoy hacen 19 años de su fallecimiento, y otro a Shanty, ademas de dejar algo por ahi...
Un cariño
Un abrazo
Mi paz
dejo
Marycarmen


Mis Blogs
www.walktohorizon.blogpsot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
ww.cosechadesentires.blogspot.com

pancho dijo...

El subsuelo es un buen sitio para encontrar la solución al misterio, las palabras del angel derrotado están escritas en las paredes de la cueva como graffitis imborrables llenos de doctrina. Sólo encontrando los demonios sabremos la contraparte de nuestra esencia. Vivimos eternamente engañados conociendo sólo la historia del vencedor. El angel caído debería tener la oportunidad de expresarse.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas noches, Pedro, a ver si se encuentra en alguna estacion mi admirado Pepe Rubianes, que al parecer fue a parar alli por sus pecados...jajajaja.
Saludos cordiales.
Jesus

impersonem dijo...

Hay puertas que es mejor no abrir ni atravesar...

Abrazos.

Aldabra dijo...

¿y la ha encontrado?

bicos,

jg riobò dijo...

Las respuestas no la s tienen los demomnios, sólo tentaciones.

Asun dijo...

Las conversaciones con nuestros demonios internos pueden dar muy buenos resultados. Eso sí, como ya te han dicho algunos comentaristas, la puerta hay que buscarla dentro de uno mismo.

Un beso