miércoles, 13 de octubre de 2010

Chapa oxidada


Se pule la persiana metálica, se adecentan las plantas, se limpia el ladrillo de la fachada. Luego, un paso atrás para contemplar el resultado del trabajo bien hecho y metódico: quizá un pellizco de orgullo y satisfacción, como quien se relaja feliz tras ordenar la mesa de trabajo antes de reanudar la tarea diaria. Pero es inevitable que la vida se empeñe en mostarnos esa esquina que nos dejamos sin ordenar, el polvo que no alcanzamos a limpiar o que, tras secarse del agua con el que intentamos devolverle el aspecto primero, reaparezca el óxido en esa tapa de chapa metálica que, con tanto esmero, elegimos en su día por su color adecuado para el conjunto y que alguien impulsivo eligió para escribir un fácil exabrupto del que se arrepentirá pasado el tiempo. No podemos gobernar nuestra vida más que cuando nos engañamos y hace tiempo que uno ha dejado de hacerlo para aceptarla.

La vida, queridos amigos, me obliga a no visitaros en estas próximas fechas
con la asiduidad de antes. Intentaré mantener el ritmo de publicaciones de
La Acequia. Espero que sepáis disculparme.

32 comentarios:

Cornelivs dijo...

Si es lo que me imagino, querido amigo, te mando un enorme y cariñoso abrazo con mis mejores deseos de animo y fuerza.

Dejado un comentario en tu entrada anterior, del aniversario, ahora mismito.

Y no te preocupes por el ritmo de publicaciones: aqui estaremos.

UN ENORME ABRAZO.

María dijo...

Pedro, la verdad es que me has dejado algo preocupada, espero que no tengas ningún problema personal que puedas estar pasándolo mal, lo primero eres tú y tu vida, lo demás es todo secundario, no te preocupes, cuídate mucho, nosotros seguiremos cerca, pero ójala no te alejes mucho de "La acequia".

Un abrazo muy fuerte.

Selma dijo...

Está claro que tu añadido final nos ha dejado muy preocupados..
Un beso y abrazo muy cercanos, Pedro, todos mis ánimos..

Myriam dijo...

¡Fuerza! Besos y abrazos. Contigo, siempre.

Luis Antonio dijo...

La ambigüedad de tu texto provoca que la imaginación se dispara un poco. Sea cual sea la razón de tu presencia más menguada, espero y deseo que pronto puedas estar con nosotros en plenitud de facultades.

Suerte y un abrazo

Nieves LM dijo...

Concentrate en lo tuyo, sea lo que sea. Muchos besos.

pancho dijo...

Nada que no se pueda arreglar con un poco de pintura, el abollón no parece ser grande.
La vida es como esa chapa escrita que se oxida. Ánimo, un abrazo.

impersonem dijo...

Respiramos luego nos oxidamos... ralenticemos el proceso, démosle un ritmo pausado a la vida para que nuestra respiración no se agite y la oxidación tarde en llegar...

Espero que todo esté bien...

abrazos.

MIMOSA dijo...

Siento leer esto, me quedo consternada, triste y preocupada.
Espero de veras que esto que te aparta no sea más que un percance nimio en el tiempo y que pronto vuelvas a deleitarnos con tus argumentos.
Para esos momentos, te dejo todos los besos, abrazos y demás mimos que llevo conmigo, para que te abraces a ellos siempre que lo necesites.
Gracias Pedro, por todo, ánimo y un fuerte abrazo.

Jesús Garrido dijo...

tú tiempo es tuyo, no te preocupes por mí, nunca tenemos tiempo para todo. Pásalo bien mientras.

São dijo...

Claro, meu querido amigo, que aqui estaremos e não te preocupes com as publicações ou visitas: as farás a teu ritmo.

Só desejo sinceramente que não seja algum problema pessoal grave que a isto te obrigue.

Fuerte abrazo, Pedro mio.

Asun dijo...

Pedro, por lo que hasta ahora te conozco, sé que si no estás tan presente es por causa de fuerza mayor, no es necesario pedir disculpas.

Un fuerte abrazo y besos.

Lola dijo...

Disculpado quedas Pedro, la entrada te ha quedado genial, juegas con las palabras como un mago para demostrar su mágia ¡¡que a veces se ve y a veces no!! Muy claro el mensaje. Gracias

Fernando López Fernández dijo...

Preciosa entrada por lo cercana, aunque triste . En cualquier caso seguro que hay poderosas razones para ausentarte. Gobernar nuestra vida es complicado y en ocasiones como dices hay que aceptarla. Pero sé que volverás.

Hasta pronto.

mojadopapel dijo...

El oxido es una pátina bella, de reacción interior, tocándola...deja huella

elisa...lichazul dijo...

abrazo Profe, acá seguiremos exhando ojitos a tus entradasm y relax, que uno no viene para que le devuelvan la visita sino por el placer de leer

besitos y las mejores vibras para ti y los tuyos

elisa...lichazul dijo...

erratas

exhando...echando

jajaja mis teclas tienen borradas las letras y suelo escribir sibn ver la pantalla
sorru

Merche Pallarés dijo...

En esa foto hay unas bellas plantas y como ellas, florecerás querido Pedro. Confieso que ya me estaba preocupando de nuevo... No te preocupes por no visitarnos que ya lo harás cuando hayas solucionado tus cosas y hayas puesto la casa en orden... Muchos besotes y abrazotes solidarios, M.

Hernando dijo...

Unas cosas se oxidan por el paso del tiempo hasta desaparecer, mientras que en otras partes brotan pequeños brotes de vida que con el tiempo también se oxidarán. Ánimo Pedro,y ya sabes que estamos contigo.

Abejita de la Vega dijo...

Ánimo, Pedro, con lo que sea y recuerda que, como apunta Merche, aunque haya óxido crecerá alguna flor. ¿Magnolio?

Besos

Manolo dijo...

Pondrás la fuerza que acostumbras. Ánimo, Pedro.
Un fuerte abrazo.

jg riobò dijo...

Todos entraremos en el óxido.

SAUVIGNONA dijo...

simplemente felicidades por los 4 años de la acequia....

espero que te sigan brotando a borbotones las ideas...

besines pedro
y que estes bien...

:)SAUVIGNONA

Neogeminis dijo...

Espero que el motivo de tu ausencia sea pronto superado.

Excelente texto que nos has dejado para reflexionar!

Un abrazo.

rubo dijo...

Estás más que disculpado, amigo. Seguiremos por aquí.
Un saludo y hasta pronto.

Anónimo dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

¡Cuídese, y mímese!.
Se lo digo -un poco egoístamente- para que luego pueda mimarnos a nosotros como lo hace.

Ahora hay en el mercado estupendas pinturas con antioxidantes incorporados, pero si no, siempre se pueden hacer reparaciones a la forma antigua con unas capas de minio. El paso y la huella del tiempo son inevitables, pero para eso están los cuidados y la conservación.

Un abrazo. Gelu

La Zarzamora dijo...

Pues claro. Esperaremos el tiempo que le haga falta a ud ;)

Un abrazo, Pedro.

Antonio Aguilera dijo...

Bajo el óxido tal vez se esconda alguna sorpresa.

Ánimo amigo; no te preocupes por las visitas, sabes que estamos contigo en todo tipo de momentos.

Un fuerte abrazo

MariluzGH dijo...

Oxidarnos es el mejor destino que podemos dar a nuestros huesos.

Espero que no sea nada grave lo que te tendrá alejado, amigo, sino el trabajo de un nuevo curso... no te excuses, por favor, aunque eso dice mucho de tu persona... siempre he dicho que mis amigos no necesitan venir a verme a casa todos los días para que sepan que son siempre bien recibidos.

Hoy -por la tristeza de tu aviso- te dejo dos abrazos y dos besos

Paco Cuesta dijo...

La realidad y la vida son tozudas, hemos de acoplarnos a ellas.

virgi dijo...

Aceptarla lleva un tiempo de conocimiento.
Más o menos cuando empieza el óxido.
Muchos besos

Aldabra dijo...

he estado leyendo los comentarios porque también me he quedado preocupada; sea lo que sea sabes que te deseo lo mejor, siempre.

preocúpate por ti, por los tuyos y olvídate de nosotros.

te dejo mi cariño, Pedro, cuídate mucho.

biquiños,